León de Atlas, Extinto desde 1942

El León de Atlas (Panthera leo leo) también era conocido bajo el nombre de león de Berbería. Se trataba de una subespecie que, antes de ser puesto en la lista de animales extintos, era considerado uno de los felinos más grandes del mundo, siendo superado solo por el famoso tigre siberiano; la imagen y poderío que transmitía su imponente aspecto le hacían considerarlo el rey de reyes entre los felinos.

Características generales Panthera leo leo

Las dimensiones de este animal aún son ampliamente discutidas, pero el tamaño aproximado para las hembras iba desde los 2 metros 10 centímetros hasta los 2 metros con 70 centímetros, con pesos estimados en 160 kilogramos, mientras que los machos eran notablemente más grandes variando desde los 2 metros con 75 centímetros hasta, 3 metros con 35 centímetros, con pesos de alrededor de 270 kilogramos.

Además, los machos estaban provistos de una melena abundante con tonalidad rojiza alrededor de la cara, la cual que se oscurecía mientras se extendía por el resto del cuerpo hasta el pecho, las hembras carecían totalmente de esta melena. Sus pelajes eran color arena claro teniendo puntas negras en la zona de las orejas, otra notable característica era el color de sus ojos, los mismos poseían un iris claro hermoso de tonalidad similar al ámbar.

Hábitat

Al ser originario del norte de África, su hábitat se encontraba ubicada en los bosques de Atlas, igualmente conocidos como el Atlas medio; una cadena montañosa que se extiende por una longitud aproximada de 350 kilómetros a lo largo del Suroeste de Marruecos.

La zona que ocupaban se le conoce bajo el nombre de Magreb, una zona que se integraba por países como Egipto, Etiopia, Sudan, Eritea y Sahara, aunque hoy son lugares generalmente desérticos, anteriormente fueron estepas o sabanas brindando un hábitat adecuado para este gran felino.

Causas de la extinción del León de Atlas

El proceso de extinción de este maravilloso felino obedece a dos razones principales, una fue de orígenes naturales, aunque no fue totalmente determinante y es que los ecosistemas donde habitaban fueron cambiando su configuración de sabanas a zonas desérticas, como lo es el caso de la región del Sahara, esto obligó a los felinos a retroceder y quedar aislados en zonas más pequeñas.

La segunda causa que no obedeció a razones climáticas, fue el accionar del hombre, pero no directamente por la caza, esta especie gozó de popularidad e incluso fue reverenciado por antiguas civilizaciones, pero la expansión del hombre, así como su capacidad para modificar el entorno de este felino, fueron reduciendo la población a espacios cada vez más, afectando su destreza para la caza, mermando las presas de las cuales estos leones dependían en estado salvaje para poder sobrevivir.

León de Atlas, Extinto desde 1942
4 (80%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *