Nutria de río japonesa, Extinta desde 2012

La Nutria de río japonesa también conocida por su nombre científico “Lutra Nippon”, era una especie asociada a la familia de los mustélidos. La misma se podía encontrar con amplitud en muchas de las aguas del país en donde era originario. Sin embargo, se convirtió en el primer mamífero de Japón en ser puesto en la lista de animales extintos del planeta en el año 2012.

Características generales de la Lutra Nippon

Su apariencia era similar a la de la nutria europea, y su tamaño comprendido entre los 65 a 80 centímetros de longitud, a esto se le suma el largo de la cola, la cual iba desde los 45 hasta los 50 centímetros de largo. En cuanto al pelaje, era de tonalidad marrón uniforme, y cubría todo su cuerpo, además era particularmente denso.

Al ser mamíferos de pequeño tamaño, su peso no era mayor al de 5 kilogramos. La razón es que al ser habitantes de los ríos, su cuerpo era estilizado, es decir, era alargado con músculos bien desarrollados para nadar, las patas relativamente cortas con 5 dedos palmeados para facilitar la acción al momento de moverse en las aguas, usando su cola como timón para poder direccionarse mejor al nadar.

Su cabeza era pequeña y ancha, provista de los característicos bigotes que, al igual que otras especies, cumplían la función de ser sensibles a las vibraciones, esto les servían al disponerse a capturar a sus presas.

Hábitat

Su hábitat se ubicaba en los ríos de Japón, siendo avistada por primera en los ríos de la ciudad de Susaki. Sus hábitos eran nocturnos, ya que generalmente sólo abandonaban su guarida en las noches cuando salían en búsqueda de alimento como como lo son pequeños peces, crustáceos, así como insectos y pequeños tubérculos, específicamente en los ríos de su territorio. Por lo general, el espacio en donde hacían vida, abarcaba una extensión de hasta unos 10 kilómetros, marcandola con heces.

Causas de la extinción de la Nutria de río japonesa

Dos factores son los responsables de la desaparición de este magnífico mamífero, el primero fue la acción del ser humano, pues mediante la caza durante los años 1939 a 1945 comenzó a diezmar su población de manera significativa, esto atraídos por el valor de sus pieles. El segundo por la contaminación de los ríos, algo que dificultó la alimentación y sobrevivencia de la ya escasa población de nutrias japonesas, poniéndole fin a su existencia.

Nutria de río japonesa, Extinta desde 2012
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *