Pájaro Elefante, Extinto desde el siglo XVII

Esta particular ave era originaria de la isla de Madagascar, siendo por ende una especie endémica de nombre científico Aepyornithidae. El pájaro elefante biológicamente se considera un clado o una ramificación evolutiva distinta, a pesar de su nombre, no tenía trompa ni colmillos, pero sí un gran tamaño que le valió el mismo. El mismo fue agregado a la lista de animales extintos de nuestro planeta en el siglo XVIII.

Características generales del Aepyornithidae

De acuerdo a los estudios fósiles esta ave fue la más grande que haya pisado nuestro planeta. Su altura rondaba aproximadamente los 3 metros y tenía un peso corporal cercano a los 700 kilogramos, pese a su gran tamaño el ave no volaba y tampoco desarrollaba una gran velocidad en tierra, además era un ave herbívora completamente inofensiva.

Sus huevos no escapaban a las grandes dimensiones, pues los mismos rondaban los 30 centímetros de diámetro y tenían el asombroso peso de unos 30 kilogramos, así como una capacidad interior de 9 litros. Su aspecto general era robusto y poseían un plumaje era espeso y puntiagudo, muy similar al del avestruz actual, aunque no estaban relacionados. Por último, el pájaro elefante estaba dotado de grandes y poderosas patas provistas con garras fuertes para dar soporte al peso de su cuerpo y su pico tenía forma de arcón.

Comparativa de un huevo de gallina y un huevo del pájaro elefante

Hábitat

Se localizanban de manera amplia en la isla de Madagascar, especialmente en los bosques abiertos de la isla donde se cree que, se paseó por los mismos durante aproximadamente 60 mil años, aunque los últimos avistamientos por parte del ser humano del ave elefante fueron más bien en los bosques pantanosos de la isla.

Causas de la extinción del Pájaro Elefante

No resulta difícil entender que originó la desaparición de esta enorme y magnífica ave. Esta había reinado con facilidad durante milenios en la isla y su gran tamaño le hacía un ave imponente, por lo que no existía depredador capaz de darle caza, solo uno fue capaz de desencadenar su extinción: el hombre.

Este al colonizar la isla, aparentemente le dio cacería, ya que el ave resultaba una fuente importante de posible alimento por su gran tamaño. Igualmente sus nidos resultaron víctimas del saqueo por el atractivo de sus grandes huevos, los cuales hasta ahora son los más grande que hayan existido aún incluso más grandes que los de cualquier dinosaurio. Si sumamos la deforestación a causa de la agricultura, se puso punto final a la especie dejándola sin hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *