Quagga, Extinto desde 1883

Igualmente conocido como cuaga, esta subespecie de cebra común cuyo nombre científico era “Equus quagga quagga” debe su nombre gracias al lenguaje de un pequeño grupo étnico de hombres conocidos como “khoi”, quienes lo nombraron así debido a la similitud del sonido que emitía este animal con la palabra “Quagga”, con la que se le conoce ahora a pesar de haber sido incluido en la lista de animales extintos.

Características generales Equus quagga quagga

Es verdad que tiene similitudes con las cebras que hoy en día tenemos en cuanto al rayado, pero el Quagga tenía diferencias notables, por ejemplo, el rayado era muy característico de la cabeza y cuello siendo muy tenue o casi imperceptible en el lomo y cuadros traseros del animal.

Foto: Wikipedia

Su pelaje además era corto y de color pardo o rojizo, mientras que el vientre y las patas eran notablemente blancas, esta diferencia tan marcada con la de las cebras actuales en un inicio llevó a la equivocada clasificación donde se le consideraba una especie aparte de las cebras. Es gracias a la tecnología de estudio del ADN se sabe sin lugar a dudas que este animal efectivamente era una subespecie de la cebra de planicie.

Hábitat

Según los registros, estos magníficos ejemplares se distribuían en manadas en la zona sureste de la actual Sudáfrica, al mismo tiempo que habitaban la zona media del estado libre de Orange, existía una especial abundancia de manadas también en la provincia del Cabo, las zonas características de estos hábitats eran los pastizales y matorrales áridos propios de estas regiones sudafricanas con flora y fauna endémica.

Causas de la extinción del Quagga

Debido a la peculiar apariencia, encontrarlos resultaba muy sencillo para los cazadores, estos quienes en un primer momento fueron de origen holandés y posteriormente africanos, los mataban para vender sus pieles y aprovechar su carne; la piel tenía un especial valor en los mercados comerciales locales.

extinción del quagga

La distribución limitada de esta especia le dificulto sobrevivir a la caza humana, incluso se tienen registros de especímenes que fueron capturados vivos y puestos en exhibición en zoológicos, pese a los esfuerzos de algunos conservacionistas por proteger al animal y realizar programas de cría en cautividad, esto resultó imposible y finalmente el animal terminó desapareciendo.

Quagga, Extinto desde 1883
¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *