Tiburón Toro: caníbal antes de nacer

Por su fama, es bien sabido que los tiburones son agresivos por naturaleza y que suelen ser carnívoros en la mayoría de los casos, pero en definitiva, es el caso del tiburón toro el que resulta más llamativo.

Canibalismo

Una vez el esperma del tiburón macho ha fecundado los óvulos de la hembra, no tarda mucho en comenzar el llamado canibalismo intrauterino entre hermanos, ya que desde su etapa embrionaria se manifiesta su instinto  depredador, y comienza con lo que se cree es un acto de supervivencia de los dos más fuertes.

Aunque el argumento de supervivencia es válido al tratarse de un animal como el tiburón, también existe un estudio publicado en la revista Biology Letters, en donde se explica que este es un comportamiento competitivo con el que los machos intentan asegurar su paternidad, pero ¿qué quiere decir esto?

Supervivencia de genes paternos

Los tiburones hembras al estar en etapa de aparearse, liberan sustancias químicas en el agua, esto le indica a los machos una señal que puede resultar en apareamiento, esencial para la reproducción de toda especie. Es durante este tiempo que una hembra puede aparearse con múltiples parejas, por lo que sus embriones pueden ser de dos padres distintos. 

Gracias a este estudio realizado en hembras con distintas semanas de gestación, se ha señalado que, si bien inicialmente la hembra posee aproximadamente 12 embriones en su interior durante su primera etapa de gestación con dos ADNs distintos, al comenzar el canibalismo intrauterino, realmente desaparecería el ADN de uno de los padres, siendo sus embriones el alimentos de los otros.

Esta es una estrategia que mantienen vivos solo a los genes dominantes y dos crías dominantes dentro de esos mismos genes, es debido a esta situación que los tiburones toro tienen crías más grandes a comparación de otras especies, pues pueden llegar a medir 1 metro de longitud están recién nacidos.